«Obligado a Penetrar»: una forma común de violación sexual al hombre.

Una forma única de victimización sexual que a menudo no se discute y, por lo tanto, no se desanima es la de ser obligado a penetrar a otra persona (es decir, penetración forzada). La evaluación de la penetración forzada es un paso necesario hacia la comprensión de la victimización sexual de los hombres y la perpetración de las mujeres. Ayudará a entender por qué en el 68% de los casos de violación sexual contra los hombres, la perpetradora fue una mujer.

obligado a penetrar

OBJETIVO DEL ESTUDIO.

La penetración forzada es una adición relativamente novedosa a la definición de violación. Por ello, faltan herramientas de evaluación que identifiquen los casos donde un hombre es obligado a penetrar a una mujer. Por lo tanto, el objetivo de este estudio fue evaluar la utilidad y la validez de los nuevos elementos diseñados para evaluar la penetración forzada.

El propósito de este estudio fue evaluar la utilidad y validez de tres nuevos items designados para afrontar la penetración forzada. Siendo esta una forma de violencia que es más frecuentemente experimentada por los hombres. Con el objetivo final de promover la investigación sobre este tema.

Más de 1,000 participantes fueron reclutados en tres estudios diferentes para evaluar la victimización por penetración forzada y la perpetración.

La tasa de victimización por penetración forzada varió de 4.51% a 10.62%. Todos los casos nuevos y únicos de victimización sexual identificados por los elementos de penetración forzada fueron los de hombres heterosexuales

Entre los hombres que reportaron victimización de cualquier tipo, 33.8% a 58.7% de los hombres victimizados reportaron experimentar penetración forzada en las muestras. Este resultado lo que sugiere que esta experiencia es bastante más común de lo imaginado

Estos hallazgos sugieren que la evaluación del hombre obligado a penetrar aumentaría las tasas de prevalencia de victimización sexual. Particularmente en hombres heterosexuales y, en consecuencia, las tasas de perpetración de violencia sexual por las mujeres.

ANTECEDENTES

mujer obligando a hombre a tener sexo

Aunque todavía existe poca investigación sobre las víctimas masculinas de violencia sexual. La evidencia es muy consistente en indicar que al menos 1 de cada 5 hombres en los Estados Unidos es violado (Black et al., 2011).

La ausencia de interés en la investigación de un problema tan prevalecente solamente puede explicarse desde la presencia de un sesgo ginocentrista. Podemos hacer una comparación el suicidio, otra crisis social que afecta de forma dramáticamente dispar a los hombres. En promedio 2 de cada 10 suicidas son mujeres, lo que dispara las alertas de atención estatal y mediática. En cambio que 2 de 10 hombres sean violados eso no inquieta, sino que genera burlas y negacionismo.

Aquí sin duda alguna persona saltará a repetir, por condicionamiento ideológico, que el causante de que los hombres sean ignorados es el machismo y el inexistente Patriarcado. ¿Interesante forma de ser un hombre privilegiado, no creen? Un sistema opresor que se preocupa más de la atención de sus oprimidas que de los opresores no podría durar mucho tiempo.

Sin duda, el machismo influye en esta situación, pero no hay que olvidar que el machismo es el hijo obediente del ginocentrismo.

El machismo es el hijo obediente del ginocentrismo.Haz click para twittear

 

¿ES REAL LA PENETRACIÓN FORZADA?

hombre abusado sexualmente mientras esta borracho

Es inquietante que cada vez, cuando el hombre es la víctima de violación, tengamos que debatir nuevamente por qué es una violación. Especialmente cuando al invertir los sexos en la misma situación, a nadie le queda duda de que ha sido una violación sexual. Eso habla muy fuertemente de lo interiorizada que esta la desechabilidad masculina en nuestra cultura ginocentrista.

Aprovecharse de un hombre drogado o borracho es un escenario común. Pero también e muchos casos de penetración forzada generalmente implican coacción emocional y manipulación. Por poner algunos ejemplo:
    • La mujer mayor que viola a un joven adolescente.
    • La esposa que obliga a su esposo cansado a tener sexo cuando este necesita dormir.
    • La novia celópata que usa el sexo para mantener una relación cuando el novio quiere terminar.
VER>>  Novias agreden tan frecuentemente como los novios.

Una descripción de un hombre que realiza actos sexuales con una mujer que no responde habría despertado muchas señales de alerta para la mayoría de nosotros. ¿Está consciente? ¿Está demasiado borracha o temerosa de hablar? Si la supuesta víctima es un hombre, estas preguntas desaparecen o se convierten en una especie de broma.

La suposición cultural es  que los hombres siempre quieren sexo y de que las mujeres son inevitablemente más reacias. Es tan universal en nuestra cultura esta dinámica, que la violación inequívoca de hombres por parte de las mujeres puede servir como rutina humorística en los medios de entretenimiento. Mientras que la misma rutina, con los sexos invertidos, seria una violencia inaceptable o el guión de una película de drama.

Por ejemplo:

Justo después de que este clip se corta, el personaje de Jonah Hill les dice a los demás: «Creo que acabo de ser violado». Eso es lo último que escuchamos al respecto. Queda la idea de que es totalmente divertido. Es una escena completamente gratuita para la trama o el desarrollo del personaje. Se supone que debemos reír.

Lo único remotamente positivo que puedo decir sobre esto es que muestra que un hombre no tiene que excitarse para ser violado. Así como la mujer puede experimentar lubricación e incluso alcanzar el orgasmo durante una violación. También la respuesta fisiológica de los hombres puede actuar independientemente del consentimiento o el deseo.

REDEFINIENDO DE LA VIOLACION SEXUAL CONTRA EL HOMBRE

La violencia sexual se define como cualquier forma de contacto sexual sin consentimiento (Basile, Smith, Breiding, Black & Mahendra, 2014). La violación sexual, la más severa forma de violencia sexual, puede ser efectuada penetración anal, oral o vaginal.

La penetración forzada es cuando un hombre se ve obligado a usar partes de su cuerpo para penetrar el cuerpo de otra persona. Hasta hace poco en la última década, la mayoría de las definiciones legales de violación excluían la penetración forzada y muchas herramientas de investigación también han excluido esta experiencia (Stemple y Meyer, 2014).

La PENETRACION FORZADA es cuando un hombre se ve obligado a usar partes de su cuerpo para penetrar el cuerpo de otra persona. Situación ignorada por la mayoría de las definiciones legales de violación e investigaciones académicas (Stemple y Meyer, 2014).Haz click para twittear

Esta estrategia no solo subestima y descarta las experiencias de victimización de los hombres, sino que también oscurece sistemáticamente la perpetración de las mujeres.

CONSECUENCIAS DE LA VIOLENCIA SEXUAL.

 

hombre violado obligado a penetrar

Un argumento que se presenta casi de forma automática cuando se habla de la violencia sexual de la mujer contra el hombre, es desdeñar las consecuencias de la victimización sexual. De nuevo, recalco, porque la perpetradora es mujer, nadie dudaría de la gravedad del delito si los sexos se invirtieran.

Al contrario de la creencia popular, las consecuencias de la victimización sexual pueden ser profundamente serias. La violación sexual esta relacionada con latos niveles de estrés post-traumático, desorden de estrés y deterioro de la salud (Dworkin, Menom, Bystrynski & Allen, 2017; Koss 1993) independientemente de su sexo biológico (Choudhary, Coben & Bossarte 2009; Weiss, 2010)

La investigación incipiente muestra que la penetración forzada es una experiencia traumatizante para los hombres y puede ser una forma poco reconocida de violencia contra los hombres heterosexuales por parte de las mujeres heterosexuales (Brousseau, Bergeron, Hébert y McDuff, 2011; Fisher y Pina, 2013; Weare, 2018b; Weiss, 2010).

VER>>  Mujeres Agresoras Sexuales: un modelo de predicción

VICTIMIZACIÓN SEXUAL DEL HOMBRE OBLIGADO A PENETRAR.

Existe sufiente evidencia en los Estados Unidos de que esta forma de violencia sexual está más extendida de lo que nuestra cultura ginocentrista esta dispuesta admitir. A pesar de que la investigación sobre la victimización sexual del hombre obligado a penetrar es incipiente.

    • Los datos de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) sugieren que aproximadamente el 22% de los hombres estadounidenses experimentan victimización sexual.
    • Los datos de hombres universitarios indican tasas más altas: 28-50% (Anderson, Cahill y Delahanty, 2018a; Turchik, 2012) con tasas de violación informadas que son ligeramente más bajas que las reportadas por mujeres universitarias.
    • Los datos de los adolescentes sugieren que los perpetradores contra hombres son casi exclusivamente mujeres (95%: French, Tilghman y Malebranche, 2015).
    • Estadísticas de hombres universitarios y hombres de la comunidad también señalan la dominancia de perpetración femenina (62-73%: Anderson et al., 2018a; Wegner & Davis, 2017 ) y corroborado por artículos de revisión (Davis, 2002).
    • La investigación con parejas heterosexuales, encontró que el 30% reportó victimización sexual masculina y, por diseño, todos los perpetradores eran mujeres (Brousseauet al., 2011).

En cualquier caso, la tasa de victimización sexual en hombres es mucho más alto de lo que se suponía anteriormente, de acuerdo con la sugerencia de Stemple & Meyer (2014). A la luz de los viejos supuestos acerca de que los hombres son mucho menos propensos a ser víctimas sexuales, la investigación apenas comienza a examinar cómo las experiencias de los hombres pueden diferir de las de las mujeres (Weiss, 2010).

CONCLUSIONES

Este estudio demuestra que las cifras de penetración forzada representan aproximadamente un tercio de los casos de victimización sexual de los hombres. El estudio demuestra que la mayoría de las veces son violados por mujeres.

Los hallazgos sugieren que tanto la victimización sexual de los hombres como la perpetración sexual de las mujeres se investigan muy escasamente y necesitan un mayor escrutinio para reducir la carga de salud pública de la violencia sexual.

Esto también sugiere que la defensa legal y el cambio de políticas son importantes ya que la penetración forzada afecta a un número significativo de personas, especialmente hombres.

Los datos también sugieren que la perpetración de penetración forzada por parte de las mujeres hacia el hombre obligado a penetrar es bastante común y necesita esfuerzos preventivos específicos además de estudios adicionales.

Los investigadores del estudio terminan recomendando encarecidamente que los proveedores de servicios clínicos pregunten sobre la penetración forzada y que los profesionales de la salud y legales aboguen por un cambio de política para reconocer mejor esta forma de victimización sexual.

FUENTE:

Anderson, RE, Goodman, EL y Thimm, SS (2020, 30 de junio). La evaluación de la penetración forzada: un paso necesario y más hacia la comprensión de la victimización sexual de los hombres y la perpetración de las mujeres. https://doi.org/10.1177/2F1043986220936108

Cansado de la censura progre en mi página de Facebook y en mi Twitter he dedicido abrir este blog donde hablo de temas sobre la identidad masculina y los problemas sociales que afectan al hombre, aderezado con críticas de humor ácido hacia los absurdos de la sociedad post moderna occidental. Espero que lo disfrutes y te puedas unir a mi lista de correos para que no te pierdas ninguno de mis nuevos artículos.
Suscríbete para recibir actualizaciones en tu bandeja de correo

2 comentarios

  1. Buenas tardes Bimago!

    Interesante post. No sé si ya conozca este canal de youtube, el cual recomiendo 100%, pero de todos modos lo comparto:
    https://www.youtube.com/channel/UCCWO6lp1t4nwLz5hta1K5PQ

    Es de una chica estudiante de doctorado de España, según dice su perfil; en sus vídeos hace muy buenos análisis de todo lo relacionado con el feminismo y la ideología de género, incluyendo desde luego, literatura científica; su vídeo más reciente es sobre los gurús de la seducción. Cada vídeo de ese canal manifiesta como debe ser todo lo que representa el buen uso de la lógica, la argumentación, y el rigor científico.

    Saludos desde Colombia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *