Coincidencias entre la Filosofia Estoica y MGTOW.

“La tranquilidad que viene cuando dejas de preocuparte por lo que dicen. O pensar o hacer. Solo lo que haces. Para no distraerse con su oscuridad. Correr derecho hacia la línea de meta, inquebrantable. ”-

Marco Aurelio

El estoicismo es una filosofía noble, que va de la mano perfectamente con el estilo de vida MGTOW, una filosofía excelente para los hombres LIBRES. Muchos MGTOW descubren que indirectamente llegaron al estoicismo simplemente con seguir su camino.

Se caracteriza por un «rechazo del placer», como el estándar para la felicidad humana y la felicidad humana.

El estoicismo toma la posición de que el hombre sabio, el hombre bueno, el filósofo es un hombre que vive de acuerdo con la naturaleza. Teme solo abdicar de su responsabilidad y marco. No tiene miedo al dolor, no tiene miedo a la muerte, no tiene miedo a la pobreza, no tiene miedo a los aspectos negativos, indeseables e incontrolables de la condición humana.

Teme SOLO que se defraude; que debería ser menos que un ser humano completo.

Los únicos asuntos que preocupan al hombre sabio y filosófico son las cosas completamente bajo su control. No puede controlar si su esposa se folla a Chad, no puede controlar si su cuerda de remolque de 1000 pies todavía está sujeta al barco, y su novia «se da cuenta» cuando finalmente alcanza la distancia de 1000 pies de la costa, no puede controlar su jefe de dar el ascenso a otro hombre en un simple acto de nepotismo, a pesar de que puede haberselo «ganado» con sus sacrificios.

Solo hay una cosa, y una sola cosa de la que tienes control, y esa eres tú; tu voluntad, tus intenciones, tu mismo.

En otras palabras, el hombre sabio es el hombre que realmente tiene el control de su propia alma. Asume la responsabilidad total y completa de sus acciones, y es indiferente a todo lo demás. Esta indiferencia no se debe a que no le importen los demás a su alrededor, ni a las tendencias de los ajenos (hombres que siguen la píldora azul) y los irracionales (mujeres hipergámicas a merced de sus tempestades emocionales) a su alrededor, sino que permanece indiferente porque son fuera de su control.

VER>>  Lo que una rata nos enseña sobre el Poder de la Esperanza

Domina el arte de la indiferencia, no sirve de nada preguntarse o preocuparse por lo que otros están haciendo porque eso está y siempre estará fuera de su control.

El estoico es el hombre que se ha liberado del miedo. No le teme a la muerte, al miedo en sí, a lo que otros piensan de él, ni a la incomprensión de otros. Lo único que le importa es que no desperdicia su tiempo, energía, potencial, y que no falle en cumplir con su propio estándar que se ha establecido.

El hombre estoico y sabio es el hombre que ha entrenado su mente (conciencia de la píldora roja) y su cuerpo (a través del levantamiento, artes marciales, etc.), de modo que no tiene miedo de los «males aparentes» o las variables que la vida puede traer, solo tiene miedo de perder el control de su mente, su punto central de origen, su marco. No tiene miedo de tomar la iniciativa, ser el baluarte, ser el roble y usar su racionalidad y estrategia para navegar por los mares agitados. Lo hace con plena creencia en su propia competencia.

Al vivir de acuerdo con la naturaleza, el filósofo estoico examina la naturaleza de la condición humana (un ejemplo sería usar una lente Red Pill para examinar y navegar por el mundo Blue Pill que nos rodea). Él discierne su posición en la naturaleza y vive de tal manera que no se avergüence a sí mismo; no ser menos de lo que realmente puede ser. No sucumbirá a las comodidades de los ideales de las píldoras azules, en las que anteriormente lo cegó y lo engañó.

VER>>  Tú no respetas a las mujeres. Les temes.

Tampoco quiere ser un dios, sino que quiere vivir a su máximo potencial.

Independientemente de la posición dentro de la jerarquía social, sin importar su punto de partida: un hombre sabio, un hombre disciplinado, en control de sus emociones y que sigue el camino de la naturaleza puede ser un buen hombre, un hombre exitoso en su propia opinión y estándar.

El hombre MGTOW puede usa el estoicismo como una herramienta, similar a la píldora roja, pero para no tener miedo de lo que otros piensan de él, para que otros intenten destruir su reputación a sus espaldas. Solo tiene miedo de fallar a sí mismo y lo que piensa de sí mismo. Solo tiene miedo de hacer el caos de su alma, de perder la confianza en sus instintos y sucumbir a sus emociones.

¿Por qué? Porque su alma, acciones y emociones son las únicas cosas de las que puede aspirar a tener el control total.

Cansado de la censura progre en mi página de Facebook y en mi Twitter he dedicido abrir este blog donde hablo de temas sobre la identidad masculina y los problemas sociales que afectan al hombre, aderezado con críticas de humor ácido hacia los absurdos de la sociedad post moderna occidental. Espero que lo disfrutes y te puedas unir a mi lista de correos para que no te pierdas ninguno de mis nuevos artículos.
Suscríbete para recibir actualizaciones en tu bandeja de correo

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *