¿QUE ES UN MANGINA?

¿Qué es un Mangina? Cuck. Cuckear. Pagafantas. Simp. Cada vez es más frecuente ver en las redes sociales y en las conversaciones el uso del término MANGINA o sus equivalentes. Pero parece no haber un concenso de qué significa ser Mangina. ¿Qué es un mangina y por qué se está popularizando este término? Vamos a explorar su significado.

¿QUÉ ES UN MANGINA?

La concepción más popular en internet  del término mangina se le atribuye a un hombre demasculinizado que se subyuga en el papel de servidor y tapete de las mujeres. Aunque es en esencia es bastante acertado, aún no toca su verdadero significado.

¿DE DÓNDE NACE EL TÉRMINO MANGINA?

Hasta encontrar un referente histórico anterior, podría afirmar que el actor estadounidense Jason Beghe fue el primer Mangina reconocible de la historia.

Para comprobar este reconocimiento debemos remitir a una escena de la picante serie de televisión “Californication”. En cierto episodio su personaje, el autor de novelas Richard Bates, hace acto de presencia durante una cena, completamente borracho, desnudo. Sin embargo en un gesto atrevido logra ocultar su pene entre sus piernas, llamándose mientras cantaba, a sí mismo un MANGINA.

CARACTERÍSTICAS DE UN MANGINA.

Ser un mangina no corresponde a un biotipo específico, ni a una clase social, ni a una capacidad económica. El presidente de la república, un banquero, un luchador de MMA… todos pueden ser manginas. En general, podría afirmarse que todos los hombres hemos sido manginas en algún momento, al vivir en una sociedad que lo promueve desde antes de que seas capaz de pensar por tí mismo.

Un hombre, por lo general, es un hombre que apoya la agenda feminista y que odia a otros hombres a favor del privilegio femenino . Un hombre que está demasiado preocupado por los problemas de las mujeres hasta el punto de complacencia o desprecio por los problemas de su propio sexo.

Un Mangina es un hombre autodespreciativo que inconscientemente se odia a sí mismo y ciegamente cree que las mujeres son superiores a él. Ha sido educado para pensar que la masculinidad es inherentemente errónea, tal vez incluso una falla genética / evolutiva / social, y debe corregirse adoptando su «lado femenino» hasta el punto de perder las cualidades que lo hacen hombre. Él cree que las mujeres son ángeles hermosos e inocentes y los hombres son animales inmundos que necesitan ser controlados.

Sin ser una lista exhaustiva, aquí encuentras una guía que te puede hacer reconocer a un mangina. ¿Te apetece un juego rápido? Suma un punto por cada punto de la lista que coincida contigo, a ver qué tan mangina has sido.

TEST PARA SABER SI ERES UN MANGINA:

    1. Buscas la aprobación de las mujeres. SIEMPRE.
    2. No puedes decir NO a cuando una mujer te pide algo, incluso si es inconveniente o nocivo para ti mismo.
    3. Raramente te enfrentas a las mujeres o en desacuerdo, si sabes que tienes razón prefieres ceder o negociar un empate.
    4. Cuando estás en desacuerdo con otra persona te quejas de cómo te hace sentir esa persona en lugar de admitir tu error.
    5. Te fascina la idea de hacer compromisos con las mujeres. Prestar un juramento te hace sentir un caballero en armadura..
    6. Sin pensarlo te pones del lado de la mujer en cualquier debate o juicio, sin saber si ella tiene la razón.
    7. Condenas y criticas a los hombres mientras perdonas y alabas a las mujeres que realizan lo mismo que criticabas antes.
    8. Pones a las mujeres en pedestales y piensas que son ángeles y princesas.
    9. Piensas que es deber de los “Caballeros” pagar, si no eres el proveedor sientes que no vales como hombre..
    10. Regalas compras bebidas, tickets para películas, regalos para mujeres y aunque nunca recibes nada equivalente te sientes bien.
    11. Las mujeres piensan que eres un “buen chico” pero nunca de una manera sexual o romántica.
    12. Ridiculizas el comportamiento masculino ordinario con términos como “neanderthal” o “machista”
    13. Usas términos peyorativos para  a los hombres que critican a las mujeres, sin detenerte a analizar si la crítica es justa.
    14. Piensas que es asqueroso que los hombres expresen abiertamente sus deseos sexuales, pero adoras que ellas lo hagan.
    15. Piensas que el mero hecho de nacer mujer es algo mágico y digno de elogios.
    16. Prefieres ser dominado por la mujer en tus relaciones, no quieres sentirte un «machista».
    17. Usualmente eres el desechado en tus relaciones.
    18. Piensas que las mujeres merecen el mismo salario que los hombres aunque no hagan el mismo trabajo.
    19. Piensas que la responsabilidad sexual siempre es del hombre.
    20. Afirmas que las mujeres son mas inteligentes, capaces, hábiles, maduras, etc… que los hombres. Siempre.
    21. Te interesan más las problemáticas sociales o de salud de las mujeres que las de tu sexo.
    22. Piensas que los hombres no pueden defenderse de las mujeres agresoras, pero no te importa si las mujeres golpean a los hombres.
    23. Te consideras feminista.
VER>>  El problema con los Derechos HUMANOS de los Hombres.

¿Te parece que faltan puntos? Sugiere más en los comentarios.

¿POR QUÉ SE HA POPULARIZADO EL TÉRMINO MANGINA?

Si el término nació de una serie de televisión del decenio pasado, de un episodio breve y oscuro, ¿por qué se ha popularizado el término mangina? ¿Qué le dió vida?

Bien, el responsable ha sido las redes sociales, como imaginarás. Y específicamente Instagram, la red social favorita para los narcisistas que no tienen amor propio y necesitan que las demás personas les alimenten su autoestima.

No queda claro cuándo, pero se convirtió en tendencia de Instagram para los hombres el tomarse fotografías donde se esconde el pene y los testículos entre sus muslos. De esta forma, se logra simular que en su lugar posee una vagina. Y desde luego, el correspondiente hashtag: #Mangina.

El resto es historia. El término se viralizó y por eso estás aquí leyendo esto.

POR QUÉ A LAS MUJERES NO LES ATRAEN LOS MANGINAS.

 

Un hombre cuyo interés superior se basa en temas femeninos y, por lo general. Un buen chico que ha sido criado por su madre para idolatrar a las mujeres y ser su caballero en brillante armadura. Aunque esto puede sonar como buenas cualidades que atraigan a las mujeres, sucede todo lo contrario.

A excepción de las mujeres abusadoras que disfrutan de dominar a hombres débiles y explotarlos, para la mujer promedio el mangina resulta desagradable.

Las mujeres normalmente buscan un complemento masculino opuesto. En cambio, al salir con un mangina es más probable que sienta que estás con otra chica. Es por esto que las mujeres no tienden a elegir al mangina como su pareja. Es irónico, que hasta las mismas mujeres feministas deciden salir con hombres alejados del arquetipo mangina (y muy cercanos al arquetipo machista además). Ya hablaré de eso en otro artículo.

 

EL OTRO EXTREMO DEL MANGINISMO.

El viejo manginismo tradicionalmente aceptado

Como decía, en general los manginas ve a las mujeres como sere supremos y las colocan en un pedestal , enfocándose solo en la satisfacción de las mujeres todo el tiempo sin preocuparse por su prójimo masculino.

VER>>  NO SEAS UN MACHO ALFA

Aquí es donde podemos ver el otro lado del manginismo, el Mangina socialmente aceptado. Esta es la versión «suave» del manginismo, que pasa invisible frente a nuestros ojos. Es el hombre común, que ha desvalorizado su propio potencial. Es el hombre que no se ve a sí mismo como hombre, si no es al servicio de una mujer.

Esta versión suave del manginismo, por ser funcional a los intereses del ginocentrismo, es la versión más extendida y promocionada. Nuestra cultura ginocentrista necesita a estos hombres tradicionalistas que desprecian su propio valor como hombres, que se muestran orgullosos de ser herramientas desechables para el sistema. Hombres que asumen que el ser «un hombre de verdad» es una medalla que las mujeres tienen el derecho a colocarte o quitarte del pecho. Medalla que se gana, dicho sea de paso, de acuerdo con los méritos que hagas con ellas.

Los manginas tradicionalistas apoyan los problemas de las mujeres tradicionalistas, y de forma abierta o indirecta, están en contra de sus semejantes masculinos. A pesar de que muchos son anti-feministas, terminan por apoyar los objetivos del feminismo al defender muy caballerosamente que los intereses de las mujeres tienen prioridad sobre los de los hombres.

Los puedes ver del lado de las mujeres en todas las discusiones de fraude parental, derechos reproductivos de los hombres, leyes de divorcio, pensiones alimenticias desproporcionadas, denuncias falsas de violación, etc. Su respuesta para todo es «¡CÁLLATE Y SÉ UN HOMBRE!». Para ellos el hombre es una herramienta que debe guardar silencio aún si es desechada al basurero.

¿Que esto es una expresión del machismo? ¡Por supuesto que lo es! El machismo solo es un hijo fiel y obediente del ginocentrismo. ¿Quién si no las madres enseñaron a ser machistas a los hombres? ¿Quién si no las mujeres se benefician de exacerbar y condicionar los sentimientos masculinos para despreciarse a sí mismos por pensar en su propio interés en lugar de ser máquinas productivas, «hombres de provecho» para el bienestar de ellas en lugar del suyo propio?

 

CÓMO DEJAR DE SER UN MANGINA

Todos en algún momento hemos sido manginas. Todos en alguna etapa fuimos moldeados para seguir un patrón del «hombre de verdad», el hombre dispuesto a saltar a ayudar a una desconocida simplemente por ser mujer, sin hacer las preguntas lógicas y tener las precauciones que tendríamos para acercarnos a un desconocido.

Esta bien. Pero, en determinado momento, hay que dejar el manginismo atrás. Aprender de ellas, que van por la vida pensando en sí mismas, y en sus propios problemas. Dejar de hacerlo significa seguir en la banda sin fin que te lleva a la caja de desechos.

Sabrás que dejaste de ser un mangina el día cuando ya tu valor no se mida en función de cuantas mujeres han tenido sexo contigo. A cuántas novias has tenido. Qué capacidad de proveedor tienes para tu esposa. En fin, cuando dejaste de medir tu masculinidad usando a una vagina como punto de referencia, felicidades, ya dejaste de ser un mangina.

Cansado de la censura progre en mi página de Facebook y en mi Twitter he dedicido abrir este blog donde hablo de temas sobre la identidad masculina y los problemas sociales que afectan al hombre, aderezado con críticas de humor ácido hacia los absurdos de la sociedad post moderna occidental. Espero que lo disfrutes y te puedas unir a mi lista de correos para que no te pierdas ninguno de mis nuevos artículos.
Suscríbete para recibir actualizaciones en tu bandeja de correo

6 comentarios

  1. Existe el «Mangina profesional», ligado a medios de comunicación (Radiofonía, TV, Bloggers, escritores cómo ese Willam Golding), que viven de vender productos a las mujeres (y a otros manginas vocacionales), por ejemplo los columnistas de modas o de «vida social». También el «Mangina profesional» político, que disputa los votos con las candidatas mujeres.

      1. Hermano, leo este blog gracias a una publicación de facebook y he estado confirmando muchas cosas que estaba aprendiendo gracias a libros y videos. Pensé realmente que estaba equivocado pero veo que muchos más hombres pasan por problemas como los míos y se siente bien estar acompañado. Gracias, hermano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *