¿QUE ES UN MANGINA?

487 Shares

¿Qué es un Mangina? Cuck. Cuckear. Pagafantas. Simp. Cada vez es más frecuente ver en las redes sociales y en las conversaciones el uso del término MANGINA o sus equivalentes. Pero parece no haber un concenso de qué significa ser Mangina. ¿Qué es un mangina y por qué se está popularizando este término? Vamos a explorar su significado.

¿QUÉ ES UN MANGINA?

La concepción más popular en internet  del término mangina se le atribuye a un hombre demasculinizado que se subyuga en el papel de servidor y tapete de las mujeres. Aunque es en esencia es bastante acertado, aún no toca su verdadero significado.

¿DE DÓNDE NACE EL TÉRMINO MANGINA?

Hasta encontrar un referente histórico anterior, podría afirmar que el actor estadounidense Jason Beghe fue el primer Mangina reconocible de la historia.

Para comprobar este reconocimiento debemos remitir a una escena de la picante serie de televisión “Californication”. En cierto episodio su personaje, el autor de novelas Richard Bates, hace acto de presencia durante una cena, completamente borracho, desnudo. Sin embargo en un gesto atrevido logra ocultar su pene entre sus piernas, llamándose mientras cantaba, a sí mismo un MANGINA.

CARACTERÍSTICAS DE UN MANGINA.

Ser un mangina no corresponde a un biotipo específico, ni a una clase social, ni a una capacidad económica. El presidente de la república, un banquero, un luchador de MMA… todos pueden ser manginas. En general, podría afirmarse que todos los hombres hemos sido manginas en algún momento, al vivir en una sociedad que lo promueve desde antes de que seas capaz de pensar por tí mismo.

Un hombre, por lo general, es un hombre que apoya la agenda feminista y que odia a otros hombres a favor del privilegio femenino . Un hombre que está demasiado preocupado por los problemas de las mujeres hasta el punto de complacencia o desprecio por los problemas de su propio sexo.

Un Mangina es un hombre autodespreciativo que inconscientemente se odia a sí mismo y ciegamente cree que las mujeres son superiores a él. Ha sido educado para pensar que la masculinidad es inherentemente errónea, tal vez incluso una falla genética / evolutiva / social, y debe corregirse adoptando su “lado femenino” hasta el punto de perder las cualidades que lo hacen hombre. Él cree que las mujeres son ángeles hermosos e inocentes y los hombres son animales inmundos que necesitan ser controlados.

Sin ser una lista exhaustiva, aquí encuentras una guía que te puede hacer reconocer a un mangina. ¿Te apetece un juego rápido? Suma un punto por cada punto de la lista que coincida contigo, a ver qué tan mangina has sido.

TEST PARA SABER SI ERES UN MANGINA:

    1. Buscas la aprobación de las mujeres. SIEMPRE.
    2. No puedes decir NO a cuando una mujer te pide algo, incluso si es inconveniente o nocivo para ti mismo.
    3. Raramente te enfrentas a las mujeres o en desacuerdo, si sabes que tienes razón prefieres ceder o negociar un empate.
    4. Cuando estás en desacuerdo con otra persona te quejas de cómo te hace sentir esa persona en lugar de admitir tu error.
    5. Te fascina la idea de hacer compromisos con las mujeres. Prestar un juramento te hace sentir un caballero en armadura..
    6. Sin pensarlo te pones del lado de la mujer en cualquier debate o juicio, sin saber si ella tiene la razón.
    7. Condenas y criticas a los hombres mientras perdonas y alabas a las mujeres que realizan lo mismo que criticabas antes.
    8. Pones a las mujeres en pedestales y piensas que son ángeles y princesas.
    9. Piensas que es deber de los “Caballeros” pagar, si no eres el proveedor sientes que no vales como hombre..
    10. Regalas compras bebidas, tickets para películas, regalos para mujeres y aunque nunca recibes nada equivalente te sientes bien.
    11. Las mujeres piensan que eres un “buen chico” pero nunca de una manera sexual o romántica.
    12. Ridiculizas el comportamiento masculino ordinario con términos como “neanderthal” o “machista”
    13. Usas términos peyorativos para  a los hombres que critican a las mujeres, sin detenerte a analizar si la crítica es justa.
    14. Piensas que es asqueroso que los hombres expresen abiertamente sus deseos sexuales, pero adoras que ellas lo hagan.
    15. Piensas que el mero hecho de nacer mujer es algo mágico y digno de elogios.
    16. Prefieres ser dominado por la mujer en tus relaciones, no quieres sentirte un “machista”.
    17. Usualmente eres el desechado en tus relaciones.
    18. Piensas que las mujeres merecen el mismo salario que los hombres aunque no hagan el mismo trabajo.
    19. Piensas que la responsabilidad sexual siempre es del hombre.
    20. Afirmas que las mujeres son mas inteligentes, capaces, hábiles, maduras, etc… que los hombres. Siempre.
    21. Te interesan más las problemáticas sociales o de salud de las mujeres que las de tu sexo.
    22. Piensas que los hombres no pueden defenderse de las mujeres agresoras, pero no te importa si las mujeres golpean a los hombres.
    23. Te consideras feminista.

¿Te parece que faltan puntos? Sugiere más en los comentarios.

¿POR QUÉ SE HA POPULARIZADO EL TÉRMINO MANGINA?

Si el término nació de una serie de televisión del decenio pasado, de un episodio breve y oscuro, ¿por qué se ha popularizado el término mangina? ¿Qué le dió vida?

Bien, el responsable ha sido las redes sociales, como imaginarás. Y específicamente Instagram, la red social favorita para los narcisistas que no tienen amor propio y necesitan que las demás personas les alimenten su autoestima.

No queda claro cuándo, pero se convirtió en tendencia de Instagram para los hombres el tomarse fotografías donde se esconde el pene y los testículos entre sus muslos. De esta forma, se logra simular que en su lugar posee una vagina. Y desde luego, el correspondiente hashtag: #Mangina.

El resto es historia. El término se viralizó y por eso estás aquí leyendo esto.

POR QUÉ A LAS MUJERES NO LES ATRAEN LOS MANGINAS.

 

Un hombre cuyo interés superior se basa en temas femeninos y, por lo general. Un buen chico que ha sido criado por su madre para idolatrar a las mujeres y ser su caballero en brillante armadura. Aunque esto puede sonar como buenas cualidades que atraigan a las mujeres, sucede todo lo contrario.

A excepción de las mujeres abusadoras que disfrutan de dominar a hombres débiles y explotarlos, para la mujer promedio el mangina resulta desagradable.

Las mujeres normalmente buscan un complemento masculino opuesto. En cambio, al salir con un mangina es más probable que sienta que estás con otra chica. Es por esto que las mujeres no tienden a elegir al mangina como su pareja. Es irónico, que hasta las mismas mujeres feministas deciden salir con hombres alejados del arquetipo mangina (y muy cercanos al arquetipo machista además). Ya hablaré de eso en otro artículo.

 

EL OTRO EXTREMO DEL MANGINISMO.

El viejo manginismo tradicionalmente aceptado

Como decía, en general los manginas ve a las mujeres como sere supremos y las colocan en un pedestal , enfocándose solo en la satisfacción de las mujeres todo el tiempo sin preocuparse por su prójimo masculino.

Aquí es donde podemos ver el otro lado del manginismo, el Mangina socialmente aceptado. Esta es la versión “suave” del manginismo, que pasa invisible frente a nuestros ojos. Es el hombre común, que ha desvalorizado su propio potencial. Es el hombre que no se ve a sí mismo como hombre, si no es al servicio de una mujer.

Esta versión suave del manginismo, por ser funcional a los intereses del ginocentrismo, es la versión más extendida y promocionada. Nuestra cultura ginocentrista necesita a estos hombres tradicionalistas que desprecian su propio valor como hombres, que se muestran orgullosos de ser herramientas desechables para el sistema. Hombres que asumen que el ser “un hombre de verdad” es una medalla que las mujeres tienen el derecho a colocarte o quitarte del pecho. Medalla que se gana, dicho sea de paso, de acuerdo con los méritos que hagas con ellas.

Los manginas tradicionalistas apoyan los problemas de las mujeres tradicionalistas, y de forma abierta o indirecta, están en contra de sus semejantes masculinos. A pesar de que muchos son anti-feministas, terminan por apoyar los objetivos del feminismo al defender muy caballerosamente que los intereses de las mujeres tienen prioridad sobre los de los hombres.

Los puedes ver del lado de las mujeres en todas las discusiones de fraude parental, derechos reproductivos de los hombres, leyes de divorcio, pensiones alimenticias desproporcionadas, denuncias falsas de violación, etc. Su respuesta para todo es “¡CÁLLATE Y SÉ UN HOMBRE!”. Para ellos el hombre es una herramienta que debe guardar silencio aún si es desechada al basurero.

¿Que esto es una expresión del machismo? ¡Por supuesto que lo es! El machismo solo es un hijo fiel y obediente del ginocentrismo. ¿Quién si no las madres enseñaron a ser machistas a los hombres? ¿Quién si no las mujeres se benefician de exacerbar y condicionar los sentimientos masculinos para despreciarse a sí mismos por pensar en su propio interés en lugar de ser máquinas productivas, “hombres de provecho” para el bienestar de ellas en lugar del suyo propio?

 

CÓMO DEJAR DE SER UN MANGINA

Todos en algún momento hemos sido manginas. Todos en alguna etapa fuimos moldeados para seguir un patrón del “hombre de verdad”, el hombre dispuesto a saltar a ayudar a una desconocida simplemente por ser mujer, sin hacer las preguntas lógicas y tener las precauciones que tendríamos para acercarnos a un desconocido.

Esta bien. Pero, en determinado momento, hay que dejar el manginismo atrás. Aprender de ellas, que van por la vida pensando en sí mismas, y en sus propios problemas. Dejar de hacerlo significa seguir en la banda sin fin que te lleva a la caja de desechos.

Sabrás que dejaste de ser un mangina el día cuando ya tu valor no se mida en función de cuantas mujeres han tenido sexo contigo. A cuántas novias has tenido. Qué capacidad de proveedor tienes para tu esposa. En fin, cuando dejaste de medir tu masculinidad usando a una vagina como punto de referencia, felicidades, ya dejaste de ser un mangina.

487 Shares
  • Existe el “Mangina profesional”, ligado a medios de comunicación (Radiofonía, TV, Bloggers, escritores cómo ese Willam Golding), que viven de vender productos a las mujeres (y a otros manginas vocacionales), por ejemplo los columnistas de modas o de “vida social”. También el “Mangina profesional” político, que disputa los votos con las candidatas mujeres.

    • Esas son sanguijuelas que se venden muy bien, lamentablemente a menudo se convierten en figuras mediaticas que otros hombres deciden imitar.

      • Francisco says:

        Excelente blog hermano, gracias por dedicar este contenido a los que estamos despertando y que más jóvenes aprendan estas valiosas enseñanzas para que no terminen en depresión, bancarrota o suicidándose, un abrazo.

    • Francisco says:

      Esos son de los peores ¿y cuál es esa jodida necesidad de andar elogiando a cualquier piba que se les pase por el frente?, el problema es que aparte de endiosar a cualquier furcia, también son capaces de ser muy groseros y hostiles con otros hombres con tal de complacerlas, cuando en realidad ellas los ven como sus bufones y cajeros automáticos. Los pobres pensaran que así mojaran la brocha, saludos.

  • Te importa si lo uso como respuesta para algunos caballeros blancos? :v

      • KravenKravinoff says:

        Hermano, leo este blog gracias a una publicación de facebook y he estado confirmando muchas cosas que estaba aprendiendo gracias a libros y videos. Pensé realmente que estaba equivocado pero veo que muchos más hombres pasan por problemas como los míos y se siente bien estar acompañado. Gracias, hermano.

  • Gracias por tan acertada publicación, utilizaré algunas de tus citas y prometo siempre mencionarte como fuente, lo cual te traerá (espero) más seguidores e inevitablemente algunos detractores.
    Saludos y gracias.

  • Hace algún tiempo y en algunas partes aún lo hacen. Los manginas trataron de promover un movimiento para que los hombres hagan lo siguiente: “Si alguna vez estas siendo agredida, ven conmigo y yo y él nos partimos la madre, así por lo menos tu huyes”
    Lo primero que pensé fue, ¡Que tremenda gilipolles es esta! si vez a una persona siendo agredida, obviamente pediras ayuda, ya sea a un oficial, o a más personas, sin importar si es un hombre o una mujer. Pero de eso a arriesgar tu propia seguridad por una completa desconocida…. bueno eso es otra historia.
    Una compañera me dijo; Entonces eres un cobarde, tienes miedo por tu vida. A lo que yo le respondí: le tengo más miedo a no poder cumplir las promesas que les hice a las personas a quienes amo, que a morir tratando de salvar a una completa desconocida. Y si alguna vez tengo que dar la vida por otra persona, quiero ser yo quien decida por quien darla.

    • Es que es una burrada hacer eso bro, ¿porque un hombre tendría que actuar de forma desechable por una desconocida? ¿acaso ellas son de la nobleza o tienen panochas de oro? van de empoderadas y fuertes, pero no sienten ni el menor asco escribir “machete al machote” o tratar con desprecio a la mayoría de los hombres, ahhh pero cuando están en aprietos ¿donde están los hombres de verdad? que se vayan a la chingada, además ellas nunca reconocerán y agradecerán los sacrificios que hacen los hombres.
      Cuando salen con “Entonces eres un cobarde”, eso no es más que una “táctica de avergonzamiento” para que el hombre obedezca ciegamente sin rechistar, en fin, a un píldora roja esas tácticas rastreras ni deberían importarle.

  • Silvio Benítez says:

    Como siempre Bimago tus enseñanzas nos revelan verdades ocultas.
    ¡Un saludo cordial!

  • Muy acertado este articulo, en un mundo bombardeado con tanta propaganda misándrica y feminización occidental, palabras como las tuyas son reconfortantes. Si estos manginas tuvieras un mínimo de conocimientos en el mercado sexual y leyes, sabrían que el feminismo discrimina a los hombres y por tanto es completamente contrario a la disque igualdad que buscan, apelando a Falacias ad Dictionarium, que eso no era verdadero feminismo y victimismo barato.

    El problema principal es la degradación del hombre hoy en día. Este mismo sistema ha puesto en un pedestal a las mujeres puedan ir por libres con su promiscuidad e irresponsabilidades, pero castigando duramente la sexualidad masculina y con todas las responsabilidades a sus espaldas (prohibición de la prostitución, sin presunción de inocencia, seguir manteniendo su rol de proveedor/protector, no cuenta con apoyos en caso de maltratos y fraudes de paternidad), para rematar, existen multitudes mangina arrastrándose detrás de cualquier tipeja, desde hacerse aliades en deconstrucción a ver cosas penosas como miles de arrastrados sin dignidad entran a Badoo o Tinder.

    Masculinidad frágil = Aguantate y callate, mientras te trato como una basura.
    Masculinidad Tóxica = Silencio, no me cuentes tus problemas, que eso me ofende.
    Perspectiva de Género = La mujer es un ser de luz y esta primero, hombre desechable.

  • “Un hombre que no acepta a una madre soltera y sus bendiciones es un tipo débil, cobarde, inmaduro y poco hombre”.

    ¿Cuantas veces no hemos leído semejantes babosadas y cuantos manginas no han caído con esas tácticas de avergonzamiento? ¿y porque tendríamos que hacernos cargos de un error cometido por ellas? ¿quién las obligo a elegir a esos malotes? háganse responsable de sus actos emvritas. El tipo que pasa de estos dolores de cabeza, es su bolsillo y su decisión ¿que paso con el NO ES NO? ¿solo corre para emvras solamente?. Para empezar, una relación con una lushona es un viaje sin retorno, para tú bolsillo y tú salud emocional. Demuestras una madurez y lucidez mental cuando pasas de ellas y calculas los costos/beneficios que te dan (osea cero), aunque estén muy hermosas físicamente, su belleza se marchitara algún día y los billetes gastados nadie te los devolverá, contrariamente a lo que dicen las emvras ardidas cuando las dejan en evidencia ¿que tienen para ofrecer a parte de su físico y dolores de cabezas? ¿acaso no es una “cosificación” cuando nos ven como billeteras andantes? no sean hipócritas, no dejarse manipular y llevar por la belleza de un ser de luz, habla de la gran voluntad que tiene un hombre para no doblegarse ante esta sociedad misándrica y desgastante. Vivo mi vida en paz sin prestarle atención a estos seres de luz, hagan lo mismo si quieren paz y prosperidad para sus vidas.

  • Josh Mike says:

    Las muestras de amor en un hombre hacia ellas les resulta totalmente insignificante y lo toman con repulsión si no ven lo que les interesa, hacer esas tonterías lo único que hace es aumentar su ego y narcisismo xD
    La cosa es sencilla: Ellas se aburren y dejan al tipo bueno, porque ya no es un reto tenerlo con ellas y no les genera una montaña rusa de emociones, quieren al macarra por el subidón de adrenalina que les da, para luego quejarse de “biolenziah deh generah” por sus mismas erráticas acciones, porque en su psicología dañada creen que son capaces de “cambiarlo con su amor” y lo peor es que ellas siempre terminan volviendo xDDD
    El romanticismo para las ex-carruseleras simplemente es la señal de que ya encontraron a su beta proveedor que las mantenga pero siguen añorando al macarra que las mojaba. Es bueno saber su verdadero comportamiento y naturaleza para no caer en sus telarañas, gracias Bimago.

  • Francisco says:

    “A la mujer se le respeta, se le cree si o si”
    ¿Y por qué la aclaración? ¿acaso las mujeres no son respetables como cualquier otro ser humano que las tenés que poner como diosas en un pedestal?
    “A la mujer se le respeta” aunque ella si lo desea te falte el respeto, te golpee, menosprecie y manipule. Y haga de vos lo que se le ocurra como pegarte los cuernos y le críes hijos ajenos. Tenés que soportarlo porque de lo contrario serás poco hombre y un machito violento. Te caerá todo el peso de la ley, aunque ella sea la agresora. O te golpean otros manginas porque… patata, sin saber por qué. Así que no se te olvide.
    “A la mujer se le tiene temor reverencial porque es tú superior moralmente y le debes la vida”.
    No estoy seguro si esa frase tan tradicional y conservadora, esta insinuando que las mujeres no son dignas de respeto y por tanto se debe imponer que la sociedad las respete (Lo cual es bastante machista, MUY MAL POR USTEDES manginas).
    O en su defecto, los manginas nos están diciendo que las damas, actúan de una manera vulgar, primitiva o grosera, tal que acaban siendo poco respetables. Por lo cual nos exigen que las respetemos A PESAR de todo eso, contrario a lo que haríamos con un varón.
    Digo… si tanto querés que a las mujeres se les respete.
    ¿No seria mejor que a todo el mundo se le otorgue el mismo respeto, y que ellas sostengan este, actuando de forma respetable y no tan decadente?

  • Esos vatos me dan mucha pena. Ni para ayudarlos, porque se ponen agresivos con uno y las propias viejas les dará muchas redpills a la fuerza ahí recien despabilaran.

  • Tengo una pregunta:
    ¿Que hacer si mi sobrino 23 años que es tímido muy noble, se le ordena a hacer las tareas domésticas?
    Voy de acuerdo que hay que hacerlos acometidos peeeeeeeero y si mi cuñada es vegana (fumada de a madre y animalista) y la hermana 15 años menor de el anda metida en esto del feminismo que aparentemente no quiebra un plato. Curiosamente mi cuñada con eso de estar metida en el activamos animalista y vegano ya no cocina nadaaaaa y mi hermano no está tan atento por siempre está trabajando.

    Mi preocúpate pregunta es:
    Mi sobrino podría quedarme sin casar por culpa de ellas que son borregas de las redes sociales y la filántropia manipulable ya que para todo les obedece. El que podría ayudar sería mi hermano pero parece mula, trabaje y trabaje.

    Espero pronta respuesta

    • Que un hombre haga tareas del hogar no es un problema. Son tareas fáciles, y debería avergonzarse quien diga que es un trabajo extenuante. El problema es cuando al chico se le castra para pensar que de no asumir el papel de un hombre pasivo y servil es un “machista”. Preparándolo así en bandeja de plata para las mujeres parásitos y chantajistas.

  • >