Mujeres Gordas rechazan a los Hombres Gordos.

Un discípulo me envía un link a un sitio donde supuestamente las mujeres con sobrepeso expresan sus verdaderos sentimientos sobre los hombres con sobrepeso. Aquí comparto una captura.

 

Mujeres de talla grande admiten que no se sienten atraidas por hombres con sobrepeso

Los comentarios que siguen son una delicia, me tomo el tiempo de traducirlos para su diversión.

«Soy una mujer de talla plus, pero no me atraen los hombres gordos. Recibo odio y críticas por eso, pero no puedo evitar que me gustan los tipos promedio y musculosos».

 

«Algunas veces me siento culpable porque no me atraen los hombres grandes aunque yo también soy talla grande… Encuentro raro encontrar a un tipo grande que se preocupe de su apariencia e higiene tanto como yo».

 

«Sólo porque soy una talla plus no significa que tenga que resignarme a alguien que no me atrae. Simplemente no me gustan los hombres gordos. Quiero mi cuento de hadas como todas».

 

¿Cómo es que ellas se consideran «Talla Grande», mientras que a ellos en cambio les consideran «Obesos»?

La fragilidad del ego femenino es La razón.

Hay que reírse de la hipocresía de la hipergamia femenina de estas «e» y el doble discurso con que castigan a los hombres que no cumplen con sus estándares de belleza mientras rechazan que se les apliquen igualmente dichos estándares.

También hay que notar como la psique femenina es más débil para afrontar y adaptarse a la realidad que necesitan reinventarse con artilugios para reinterpretar los hechos para que coincidan con su sentimientos.

En cambio el hombre ordinario trata e asumirse como es, el hombre sobresaliente reemplaza sus defectos por otra virtud, y en el caso de los hombres extraordinarios convierten su defecto en una fortaleza.

VER>>  ¿Es tan fácil como "educar" a las mujeres para que no les gusten los malotes?

EJEMPLO:

  • Un calvo decide dejarse una barba muy frondosa.
  • Un gordo que exhibe su gran tamaño para verse intimidante y potente.
  • Un hombre de corta estatura maximiza su velocidad y regate en el fútbol.

Lo que no hacemos es crear términos pendejos donde esconder nuestras inseguridades ni atacamos con tácticas de avergonzamiento para obligar a la gente a participar de nuestro auto engaño. Y menos aún, excusas lamentables para justificar la hipergamia.

Tal parece que las mujeres gordas son «gordofóbicas» hacia los hombres gordos. Ellas se creen entituladas a tener sobrepeso, TÚ NO.

Cansado de la censura progre en mi página de Facebook y en mi Twitter he dedicido abrir este blog donde hablo de temas sobre la identidad masculina y los problemas sociales que afectan al hombre, aderezado con críticas de humor ácido hacia los absurdos de la sociedad post moderna occidental. Espero que lo disfrutes y te puedas unir a mi lista de correos para que no te pierdas ninguno de mis nuevos artículos.
Suscríbete para recibir actualizaciones en tu bandeja de correo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *