«Prueba de Fuego»: cine cristiano promotor de la hipergamia

El cine cristiano es como el fútbol femenino.

Ves a mucha gente haciendo su mejor esfuerzo para hacer un producto de calidad, pero que termina siendo un circo. Pero no significa que no de pueda disfrutar y hasta aprender de ello, aunque no como los participantes esperaban.

«FIREPROOF» (A Prueba de Fuego) es una exitosa película estadounidense cristiana.  Con un limitado presupuesto de sólo $500 000 recaudó e $12 000 000 en sus dos semanas de estreno y más de $35 000 000 en ganancias totales.

 

ROMANCE DE DIVORCIO

La historia trata sobre el matrimonio de Caleb y Catherine que está a punto de Divorcio. Para el público meta, los cristianos, es una película clásica de de cómo «la Fe en Dios restaura el matrimonio«.

Para la mirada de los conocedores, en cambio, esta historia cae dentro del tropo del «Romance de Divorcio«. Una categoría de historia donde una mujer madura revive su fantasía del «Cortejo Eterno» cuando uno o dos Machos Alfa deben pasar por pruebas heroicas para demostrar que son dignos de su amor.

Ejemplos de este tropo en el cine convencional :

    • Bruce Willis en «Duro de Matar».
    • Dwan «The Rock» Johnnson en «La Falla de San Andres».
    • John Cusak en «2012»

Volviendo a «Fireproof», la historia sugiere que el matrimonio esta en crisis porque Caleb es adicto a la pornografia.

Sin embargo no vemos nada que demuestra esa idea, al contrario, es muy evidente que el origen del conflicto es el materialismo de Catherine, quien a pesar de ambos tienen una profesión con altos ingresos y viven muy bien, ella resiente que su marido no tenga sueños más ambiciosos. El tema del dinero es transversal a todas las decisiones y sentimientos de su esposa. Ella ya no siente respeto por su esposo.

Catherine entra rápidamente en un romántico idilio con un exitoso y guapo doctor. Incluso, antes de que el divorcio se complete. Sin que la película tampoco entre en debates acerca de la falta de ética y moral en sus acciones, puesto que  se ya estableció que Caleb ha fallado como esposo en llenar las demandas económicos de su esposa y esta justificado que ella siga sus instintos hipergámicos.

Mientras Catherine se comporta como una adolescente feliz de tener a dos Alfas luchando por ella (un guapo doctor y un fornido bombero), Caleb busca consejo en la religion, y por supuesto lo que recibe es la instrucción de someterse a su esposa (en la figura del dios cristiano), saltando como perro faldero los aros de entrenamiento para demostrar que su fe y amor son verdaderos.

Por si no quedara claro que el tema del conflicto es la hipergamia de Catherine, en una escena decisiva ella descubre que ha sido su esposo y no su amante, quien pagó una exorbitante cuenta médica.

Cual si se tratara de una subasta que Caleb ganara, de inmediato el corazón de hielo de la mujer se derrite de amor renovado por su esposo. Mismo a quien solo unos dias antes viera con desinterés, a pesar de que casi muriera en la línea de deber.

La pareja se renueva sus votos matrimoniales y reciben la bendición del dios cristiano. Final feliz para que Caleb continúe siendo un Alfa betaizado y Catherine una harpia hipérgama.

A grandes rasgos esa es la fantasía que compran los hombres creyentes. Creyendo que si se comportan como buenos Cucks una fuerza mística protegerá su matrimonio.

¿Les sorprenderá saber que las estadísticas de Divorcio entre matrimonios de creyentes apenas son ligeramente diferentes de los matrimonios no creyentes?

A mi no.

Cansado de la censura progre en mi página de Facebook y en mi Twitter he dedicido abrir este blog donde hablo de temas sobre la identidad masculina y los problemas sociales que afectan al hombre, aderezado con críticas de humor ácido hacia los absurdos de la sociedad post moderna occidental. Espero que lo disfrutes y te puedas unir a mi lista de correos para que no te pierdas ninguno de mis nuevos artículos.
Suscríbete para recibir actualizaciones en tu bandeja de correo

4 comentarios

  1. Te he seguido ya desde hace un tiempo en redes sociales, tu contenido es muy bueno y cierto, ojalá tengas más artículos sobre la necesidad del «cortejo eterno» y sus raíces. Saludos

  2. Capitalismo puro.

    Las mujeres deciden que películas ver y los betas pagan las entradas.

    «Hagamos películas que las mujeres quieran ir a ver» y cómo Bonus «que los betas se sientan representados y que se crean ganadores».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *