70% de las veces la Mujer pide el Divorcio.

Hay cientos de miles de estudios sobre el matrimonio. Algunos con resultados a veces sorprendentes, otros simplemente contradictorios. Sin embargo, una constante bastante fiable sobre el matrimonio se relaciona con el final del mismo; estadísticamente, es la mujer quien inicia el divorcio.

A pesar de que la cultura ginocentrista se esfuerza por promover el mito del hombre malvado que deja a su esposa por una mujer más joven y atractiva, resulta que la verdad se aleja de ese relato.

En la actualidad, es la mujer quien inicia alrededor del 70% de los divorcios. Y esta constante se ha medido desde los primeras estadísticas de divorcio en 1867 en los Estados Unidos, cuando las solicitudes de divorcio iniciaban en un 62% por las mujeres. entre mayor sea, es menos probable que el final del matrimonio suceda, cuando lo lógico siguiendo el mito, seria que al envejecer el «malvado hombre machista» decida iniciar el divorcio para reemplazarla por un modelo más joven.

 

¿Por qué las mujeres piden el divorcio?

En su revisión de datos históricos y análisis de datos de 1995, un profesor de derecho y un economista demostraron que desde 1867 son las mujeres quienes solicitan más a menudo el divorcio.  Hay muchas explicaciones posibles, la mayoría falsas y basadas en los instintos de justificación ginocentrista que excusa a las mujeres de cualquier responsabilidad.

En cambio, los autores de la investigación presentan datos relevantes para entender que el divorcio, igual que el matrimonio, se trata de una transacción económica muy calculada donde se busca el mayor beneficio financiero.

A grandes rasgos, los investigadores encontraron dos factores que inclinaban la decisión de la mujer a solicitar el divorcio.

  • Custodia de los niños. El cónyuge que tenía la mayor posibilidad de tener la custodia de los hijos tiene más probabilidad de ser quien tenga la iniciativa al solicitar el divorcio. Salvo honrosas excepciones, casi en la totalidad de los casos la custodia de los hijos pasa automáticamente a la madre.
  • Situación financiera. El cónyuge con más control de sus finanzas tiene más posibilidad de solicitar el divorcio. En el caso de la mujer, el divorcio suele suceder tras un gran cambio laboral, por ejemplo, al terminar una carrera universitaria.

Otras razones que las podrían afectar la decisión de solicitar el divorcio eran descubrir una infidelidad del esposo.  Contrario a la creencia popular, solamente en el 6% de los casos la violencia física encabezaba las razones dadas por la mujer  que solicita el divorcio.

VER>>  ¿La mejor apuesta es casarse con una cristiana? ¡Difícilmente!

¿Por qué la mujer exitosa se divorcia?

mujer contando dinero

Conseguir un trabajo superior aumenta dramáticamente las posibilidades de divorcio de las mujeres, incluso en países con grandes programas de promoción de la igualidad entre los sexos. ¿Por qué no es lo mismo para los hombres?

Por ejemplo en Suecia, un país que se autonombra la primera democracia feminista. Ocupa el primer lugar en el índice de igualdad de género de la Unión Europea gracias a factores como el generoso permiso parental, la guardería subsidiada y los acuerdos laborales flexibles. Allí los economistas encontraron que las mujeres que obtenían promociones para los mejores puestos de trabajo tenían muchas más probabilidades de divorciarse.

«El ascenso a un puesto superior en política aumenta la tasa de divorcios de las mujeres, pero no de los hombres, y las mujeres que se convierten en CEO se divorcian más rápido que los hombres que se convierten en CEO«, resume Johanna Rickne, profesora de la Universidad de Estocolmo y coautora de la investigación que se publicó en American Economic Journal .

El ascenso a un puesto superior en política aumenta la tasa de divorcios de las mujeres, pero no de los hombres, y las mujeres que se convierten en CEO se divorcian más rápido que los hombres que se convierten en CEOHaz click para twittear

Rickne señala que, incluso en países igualitarios como Suecia, las aparentemente empoderadas mujeres todavía tienden a casarse con hombres mayores que tienen más dinero que ellos, evocando el instinto hipergámico de buscar al mejor proveedor y protector posible. 

“Mujeres de altos ingresos y alto estatus no se casan con un hombre de bajos ingresos que quieren ser esposo de casa. Tienden a buscar un esposo aún más rico. Pero pensando en sus posibilidades en el mercado laboral, esto podría no ser ideal ”, argumenta. «Quizás intente entrar en una relación más igualitaria desde el principio».

Ahora que las mujeres superan a los hombres en el nivel educativo, y las mujeres más educadas tienen más probabilidades de casarse , pareceria razonable suponer que los ingresos de un esposo serían menos importantes para el contrato de matrimonio que en el pasado, especialmente para las mujeres con títulos avanzados. FALSO.

Al contrario, las investigaciones indican que   el sustento masculino continúa siendo fundamental no solo para la formación del matrimonio sino también para la estabilidad matrimonial. Por ejemplo el  estudio  publicado en el  Journal of Marriage and Family confirmó que la tendencia de las mujeres a casarse con hombres con mayores ingresos persiste.

Conclusión: no eres tú, es tu bolsillo.

mujer en crisis economica

La evidencia académicas señala que las parejas heterosexuales tienen más probabilidades de separarse y menos probabilidades de casarse cuando el hombre gana menos que la mujer. Lo cual es consistente 100% con lo que señala la Ley de Briffault.

'La hembra, no el macho, determina las condiciones de la familia animal. Donde la hembra no pueda obtener ningún beneficio de la asociación con el macho, dicha asociación no tendrá lugar'. | Ley de BriffaultHaz click para twittear

Es lógico pensar que cuando la elección de pareja viene influenciada por factores económicos, las tensiones generadas por cambios en el estatus económico también influyan en la decisión de terminar el matrimonio.

VER>>  ¿La mejor apuesta es casarse con una cristiana? ¡Difícilmente!

De hecho el riesgo de divorcio es casi un 33% mayor cuando un esposo no está trabajando a tiempo completo, de acuerdo con «Dinero, trabajo y estabilidad conyugal: evaluar el cambio en los determinantes de género del divorcio», un estudio de 2016 de más de 6.300 parejas por Alexandra Killewald, profesora de sociología en la Universidad de Harvard.

Debemos comenzar a hacer oídos sordos como hombres a los cuentos que tratan de convencerte que el secreto de un matrimonio exitoso están en tus habilidades románticas, tu disposición a hacer tu parte de las tareas domésticas o tu capacidad como pareja sexual. Cuando la crisis golpea a la puerta, el «amor» salta huyendo por la ventana.

Al final la balanza se inclinará por números y no por sentimientos, por eso en las cortes de divorcio lo que se disputa son los bienes materiales.

Fuentes.

  • Brinig, M., & Allen, D. (2020). ‘These Boots are Made for Walking’: Why Most Divorce Filers are Women. Recuperado el 27 de Mayo de 2020, de https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=713110
  • DePaulo, B. (2015). Gran diferencia de sexo en la presentación de divorcio. Psych Central . Recuperado el 27 de mayo de 2020, de https://blogs.psychcentral.com/single-at-heart/2015/07/big-sex-difference-in-filing-for-divorce/
  • Folke, Olle y Johanna Rickne. 2020. «Todas las mujeres solteras: promociones de empleo y la durabilidad del matrimonio». American Economic Journal: Applied Economics , 12 (1): 260-87 .
  • Yue Quean. (2016) «Asimetría de género en el matrimonio educativo y surtido de ingresos». Journal of Marriage and Family. Recuperado el 27 de mayo del 2020, de https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/jomf.12372
Cansado de la censura progre en mi página de Facebook y en mi Twitter he dedicido abrir este blog donde hablo de temas sobre la identidad masculina y los problemas sociales que afectan al hombre, aderezado con críticas de humor ácido hacia los absurdos de la sociedad post moderna occidental. Espero que lo disfrutes y te puedas unir a mi lista de correos para que no te pierdas ninguno de mis nuevos artículos.
Suscríbete para recibir actualizaciones en tu bandeja de correo

2 comentarios

  1. A la vista, cuando en una pareja, el hombre compra una casa y la pareja tiene un hijo, es la mujer la que pide el divorcio, pues queda con casa «para el niño» y dinero de mantención «para el niño» y con la posibilidad de buscar «nuevas experiencias» sin riesgos económicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *